22 ene. 2017

ESTANCIAS


¿Quién ha sido el que te ha dejado entrar en mi interior?
no he sido yo...
quizá el espacio que rodea nuestros sueños comunes
te haya invitado a entrar a mis misterios,
pero no son secretos...
son solo habitaciones cerradas 
que abro cuando estoy en silencio.
En ellas habitan en esencia
lo que no quiero olvidar
pero tampoco recuerdo...
también los gestos,
solo los gestos
de quienes me amaron 
y me olvidaron con facilidad...
Yo también los olvidé
pero guardé una estancia para ellos.
Puede que encuentres
en una de esas habitaciones,
un espacio lleno de decepción y desconsuelo,
he llorado en muchas de ellas
lágrimas que pese a todo 
no se salvaron
de la sequía que nos regala el tiempo...
Busca también algo de enfado,
no siempre conseguí estar del todo de mi lado.
Y si te atreves...
entra en mi habitación del pánico,
guardo miedos que ni siquiera sospechas
y curiosamente están todos a salvo...
También hay rincones para el aburrimiento
vacíos, llenos de desencuentros.
No lo conseguí, no lo consiguieron...
sueños hipotecados en el tiempo
que fueron desahuciados
precisamente por eso, 
porque no quedaba tiempo.
Pásate si puedes
por la habitación de lo logrado
es pequeña, sin esquinas, toda redonda,
en ella me muevo  
como una pescadilla que se muerde la cola...
Pero una cosa te pido
no dejes de visitar la habitación de mis expectativas,
si has podido entrar en mi interior 
seguro que estás en ella.

A.M.G (2017)





4 comentarios:

  1. pequeños cuartos construyéndose ventanas, para dejar que miren lo que hay adentro...hechos de alma, corazón y nervio, copulando este momento entre tus versos...gracias Anabel.

    ResponderEliminar
  2. Las expectativas son la manecilla quearca los tiempos y acusa los destiempos de nuestra vida.

    Nos movemos en estancias que llenamos de cosas , recuerdos de otra época que a veces se anota y también...Siempre...Un hueco para personas...Algunas no están , otras se fueron y las que quedan nos dan sustento y aire fresco.

    Abrazo de luz
    Un placer descubrirte

    ResponderEliminar
  3. Bonita metáfora esa casa que habita en nuestro interior, me ha gustado ese no querer olvidar pero tampoco recordar porque las decepciones están ahí aunque no deben incordiar en el camino y sí, alguien que "importa" debe compartir todas esas habitaciones, algunas más luminosas que otras pero todas de la misma persona.
    Un saludo

    ResponderEliminar


ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...