10 nov. 2016

Los malos milagros

El mundo se ha convertido en un desierto 
en el que solo crecen las grietas,los abismos, 
la sequía y el espejismo es ley de vida. 
Nos morimos de sed, de hambre, de pena, 
pero los poderes en la sombra, a todas luces, 
nos mienten diciéndonos que todo esto 
son cosas ajenas 
y el desierto sigue avanzando, 
y seguimos muriéndonos de hambre, de sed, de pena.
Es tan gruesa la arena que cubre nuestras cadenas, 
que tiramos de ellas sin apenas verlas
y un viento cargado de despistes 
nos vuelve ciegos, sordos...
Solo cuando nos toca de cerca la desgracia, 
el desatino de los injustos, 
salvarnos se convierte en una idea. 
Pero, las desgracias, las injusticias, 
mas que rodearnos nos gobiernan, 
están siempre ahí en forma de amenaza 
y tengo que darles una mala noticia, 
siempre, siempre por lo menos una vez en la vida, 
sentiremos en nuestras carnes la amenaza cumplida. 
Esperamos tiempos mejores, 
confiamos en que mejoren nuestras circunstancias, 
ponemos nuestro destino, 
en manos de un dios benévolo, 
de un gobierno benévolo, 
de hombres benévolos... 
Confiamos, esperamos, el otro es el que sufre, 
el otro es el que nos salva. 
Pero el otro es un niño que se parece a tu hijo 
y que no tiene oportunidades, 
es el vecino que se quedó sin casa, 
o el mutilado por una granada, 
o la niña abusada...
¿El otro? 
no tendrías tanto miedo si no pensaras 
que algún día puedes parecerte a ellos. 
Y en este miedo se crece este otro que no nos salva 
sino que nos condena. 
El poder necesita soldados no solo armas 
El poder necesita nuestras vidas, 
insignificantes, sin importancia 
porque somos el brazo ejecutor 
que los eleva por encima de todos nuestros males, 
los que obramos el mal milagro para ellos: 
personas sin casa, niñas sin consuelo, 
guerras, hambre, sed, enfermedades, 
remedios a la venta 
y los mejores postores nos saben necesarios.
Inmerso en ese mundo de dioses y demonios
la verdad es,
que ellos son el mismísimo diablo
y nosotros,
ese dios quieto que no hace nada.

A.M.G (2016)



2 comentarios:

  1. anabel, no has podido plasmar mejor las palabras de "Martin Luthr K" Demasiado silencio y conformismo ante tanta injusticia. Siempre será necesario alimentar a tanto ego mal sano, también queda la esperanza, de truncar sus planes.

    Te voy conociendo un poco mejor, y me gusta tu pensar y lo comparto.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti cielo, el conocimiento siempre nos hará mas cercanos...un abrazo

      Eliminar

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...