25 abr. 2015

Cuando no te encuentro


Como un arpón herido
herido por el pez que fue pescado,
así me siento cuando invado tu espacio
ese rincón donde está todo 
lo que nunca fue encontrado,
ese cielo sin dios 
y ese infierno sin diablo.
¿Conciencias moribundas?
Aquí solo hay conciencias
de ultratumba.
Muertos que callan a los muertos
para no ser descubiertos
por la vida.
Vidas doblegadas al hueso
soñando la quimera de sus carnes
de su deseo de músculo,
de su entramado de nervios.
Hombros que huyen de los hombres
para aliviarse el peso,
y  el peso es
la caricatura de lo que nunca fueron.
Y en este espacio tuyo 
donde no hay milagros
no me duele la sangre, 
me duele el borboteo,
no me duele la herida,
me duele el puñal que se hizo un hueco.

A.M.G (2015)






ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...