6 abr. 2013

Acquiescere


Torrente de palabras inundan los sentidos
de esta época de colores desvaídos.
Nada es más fuerte que la realidad 
que nada entre corrientes desalmadas,
apocada por el aire, asfixiada
el agua  encenagada
se convierte en su oxígeno 
de muertes refrendadas.
La hacen fuerte los lados que no la tocan
y si la salvan
y los dueños de esas marejadas,
le dan un diccionario de inconexas palabras,
le ofrecen el concepto desvestido de sangre
y nada parece, nada suena 
lo suficientemente grave.
Descalabro de palabras,
atormentadas fauces de lo lúdico.
Desde tu aquiescencia
¡MUÉRDEME! 
Dame el aliento fúnebre de tu poesía.

A.M.G (2013)






ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...