11 ene. 2013

Julieta envejecida


Nadie podía dañarme ya,
ni herirme,
ni vencerme.

Ahí, tumbada
yaciente en la cama,
decrepita,
arrugada,
vieja,
invencible.

Habíamos conseguido
sobrevivir a la vida,
un instante feliz.

A.M.G (2013)


Canal Anabelmis




9 comentarios:

  1. ese poder lo tenemos desde que nacemos, la muerte es nuestro destino...un besi

    ResponderEliminar
  2. Al menos un instante feliz, ese instante...

    ResponderEliminar
  3. ANNA,DE PURO ABIERTO HE DE PENSAR AHORA,SENTIR YA LO HAS CONSEGUIDO,CUANDO UN POEMA LO RELEES TRES VECES,ALGO ESTA MUY BIEN HECHO Y SE QUE VOLVERE.GRACIAS.

    ResponderEliminar
  4. Y algunos llorarán
    Porque el instante
    Lo tuvieron agarrado
    Y se les diluyo entre los dedos
    Mientras se dedicaban a pensarlo…
    gracias Anabel Monaster Garci, un placer, Bsts, ;) :D

    ResponderEliminar
  5. Va la muerte de la mano con la vida, sonriente.

    ResponderEliminar
  6. Así es la muerte, fuerte y decidida... Un abrazo amiga Anabel y Feliz año 2013!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, hermoso y exquisito.
    Me encanto, la vejez... finalmente Julieta vencio a la muerte, y al tiempo, vencio con su corazon al propio amor.

    ResponderEliminar
  8. En realidad es eso lo que hacemos hasta el último suspiro: sobrevivir a la vida.Esos instantes felices, si los hay, son el vivir.

    Saludos y gracias por tu visita y comentario

    ResponderEliminar


ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...