28 nov. 2011

ESCALADA



Desde las colinas crecientes de mis años
las que me cuesta subir en cada tramo
he derrochado llanto y derramado espanto
sin hacer de la cumbre un holocausto.

En cada cúspide hay una escalada
de lamentos sordos, no fueron escuchados,
no me querían ver y no quise mirarlos
y seguí subiendo sin mirar hacia abajo.

He alcanzado horizontes que parecían lejanos
y de tan cerca tengo un mar entre mis manos
pero se me escapa el agua entre los dedos
y  su sal hierve en mis heridas de antaño.

Escuece la fragilidad de los instantes
que te entretienen yendo hacia delante.

A.M.G




21 nov. 2011

Al final
ganó la Poesía



Y al final, ganó la Poesía.
Me quedé mirando
esas palabras huérfanas de historia,
atadas por el frágil nudo de la memoria rota,
despedazadas en un tiempo sin gloria y de tequilas,
y me bebí de un trago el vino de la prosa.
Desprotegida y ebria me abandoné a la rima,
igual que un suicida se abandona a la vida.
Y me llené de callos el alma desvalida
para empuñar la pluma que tachará mis días.
Al final, ganó la Poesía.
                                                   
 A.M.G 



16 nov. 2011

Uno mismo

Estás al borde de una lápida
Que tiene escrito el nombre de tus sueños.
Desde tu atalaya de cumplidas conquistas
Tu mirada se pierde en ese entierro.
No eres tú, ni son ellos,
Es el primer cadáver de otros muchos que vinieron.
Tu primer muerto.
Es el niño que soñó ser ángel,
El hombre que quiso ser bueno.
No le dejaron buscar sus alas,
No te permitieron
Esa danza de plumas blancas.
Y la realidad se impone al precipicio,
Hay que dejarlos caer
Para, salvarse uno mismo

¿Uno mismo?
Si fuiste capaz de no salvar al niño
Y te permitiste el lujo de ignorar al hombre
¿Qué te impide ahora arrojar al abismo,
a los que sin piedad contemplas desde tu egoísmo?
No necesitas pactos con el diablo.
Esa tumba te demuestra que eres tu propio sicario.
Pero, ¡ay amigo!
Tú tampoco estás a salvo,
Otros tienen su lápida escrita justo al lado.
A.M.G





13 nov. 2011

LA OTRA PALABRA



Sensación de palabra tienen mis sentidos
Arrinconados al borde de un adjetivo obscuro,
Redondeado en cifras y cosas materiales.
Quiero por esto, gritar sin nombre,
Quiero hacer sin tiempos desechables.
Buscar en el vacío,
Lo que la oración oculta en sus desaires.
Despertar en el sueño de un artículo gigante,
Que me llame mil veces sin nombrarme.
Articular honores sin desgracias
Y preocupar a la muerte con la eternidad del alma.
Quiero ser prisionera de la calma,
Que sin voz alguna canta
Y se entretiene en el estómago 
sin llegar a la garganta.
Porque la dicción me manda,
Y el ritmo me ordena cantos de sirenas
Que me desvían el rumbo y me engañan.
Rebosar quiero el vaso de mis ansias,
Con un adverbio que no tenga condiciones.
No buscar significado a los colores
Y darle al arcoíris mi mirada.

A.M.G





6 nov. 2011

LA MADRE


Has encontrado mi vientre 
en otra casa, en otro ser,
te has desligado por fin de mis entrañas,
y siento, 
como si de nuevo te pariera
y al mundo exterior sin quererlo te lanzara.
Pero como entonces,
me empujan las ganas,
de verte crecer mas allá de mis faldas
Es un parto doloroso, como entonces,
y como entonces, 
¡ No me duele!
es un cuajo de sangre regalada.
Que en mi vientre siempre estarás,
siempre te guarda,
pues de el nacerán todas tus canas.
Mil veces te pariré  ¡ mas de mil!
para que mil veces nazcas.

A.M.G







ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...