16 nov. 2011

Uno mismo

Estás al borde de una lápida
Que tiene escrito el nombre de tus sueños.
Desde tu atalaya de cumplidas conquistas
Tu mirada se pierde en ese entierro.
No eres tú, ni son ellos,
Es el primer cadáver de otros muchos que vinieron.
Tu primer muerto.
Es el niño que soñó ser ángel,
El hombre que quiso ser bueno.
No le dejaron buscar sus alas,
No te permitieron
Esa danza de plumas blancas.
Y la realidad se impone al precipicio,
Hay que dejarlos caer
Para, salvarse uno mismo

¿Uno mismo?
Si fuiste capaz de no salvar al niño
Y te permitiste el lujo de ignorar al hombre
¿Qué te impide ahora arrojar al abismo,
a los que sin piedad contemplas desde tu egoísmo?
No necesitas pactos con el diablo.
Esa tumba te demuestra que eres tu propio sicario.
Pero, ¡ay amigo!
Tú tampoco estás a salvo,
Otros tienen su lápida escrita justo al lado.
A.M.G





3 comentarios:

  1. la idea de colocar links interesantes bajo la imagen la he tomado prestada de una buena amiga que tiene un buen blog http://suinalin.blogspot.com/

    ResponderEliminar


ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...