28 nov. 2011

ESCALADA



Desde las colinas crecientes de mis años
las que me cuesta subir en cada tramo
he derrochado llanto y derramado espanto
sin hacer de la cumbre un holocausto.

En cada cúspide hay una escalada
de lamentos sordos, no fueron escuchados,
no me querían ver y no quise mirarlos
y seguí subiendo sin mirar hacia abajo.

He alcanzado horizontes que parecían lejanos
y de tan cerca tengo un mar entre mis manos
pero se me escapa el agua entre los dedos
y  su sal hierve en mis heridas de antaño.

Escuece la fragilidad de los instantes
que te entretienen yendo hacia delante.

A.M.G




4 comentarios:

  1. precioso poema..He alcanzado horizontes que parecian lejanos y de tan cerca tengo un mar entre mis manos pero se me escapa el agua entre los dedos y su sal hierve en mis heridas de antaño.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que todo es efímero incluso esas cumbres conquistadas de las que hablas a menudo... un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué preciosidad de poema!
    En cada cúspide hay una escalada
    de lamentos sordos, no fueron escuchados,
    no me querian ver y no quise mirarlos
    y segui subiendo sin mirar hacia abajo.
    Esta estrofa es de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...