22 sept. 2011

Profundidad
de
espejo

Y se lanzó al mar,
y cayó en lo mas hondo,
allí donde no alcanza a llegar
ni el agua.
¿Dónde esta la muerte?
Preguntó al océano seco,
de tan profundo y tan secreto,
y el océano le respondió
indolente:
¿Sé yo acaso,
dónde está el agua,
que me da mi nombre?
Profundidad de espejo,
esto es
lo que sintió en ese momento,
mientras pensaba:
el mar y yo ,
el océano y el otro
 ¿Y la muerte?
En el agua.

A.M.G



3 comentarios:

  1. la clave está en la superficie.

    ResponderEliminar
  2. Me recuerda este poema a aquél otro bereber que publiqué hace tiempo en donde un mercader la preguntaba a una bailarina que acababa de bailar para él si amaba la voluptuosidad, y ella, asombrada, se quedó atónita, porque ignoraba lo que significaba esa palabra. Así el Océano con el agua, que es la muerte...Te felicito mucho mucho por este poema, sí, por este poema...

    ResponderEliminar
  3. Nunca mejor dicho,Anabel, la palabra es mágica.
    Yo me he visto en tu espejo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar


ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...