19 ago. 2011

LA FIERA


   Mas que creerme eso de que el hombre está hecho a imagen y semejanza de dios,me inclino a pensar que es el diablo el que está hecho a imagen y semejanza de los hombres. Porque...qué es el diablo si no una recreación de nuestros instintos primitivos,aquellos que nos acuciaban cuando el raciocinio no podía resolver nuestra supervivencia.

¿Raciocinio?... la razón no está de nuestra parte, nunca lo estuvo, somos a la naturaleza, lo que un virus a una computadora, nos infiltramos en su sistema, copiamos su funcionamiento y desde dentro,usamos sus mismas reglas para destruirla y hacernos con el poder, somos fieras en busca de una supremacía, lamentablemente innecesaria.

Cuando el ser humano en su afán de comprender lo que a su alrededor acontece, no es capaz de hallar una explicación razonable, acude a la invención y de la invención a la religión y de ahí nuevamente a la fiera. 
Cuando en su búsqueda halla la respuesta, va de la razón a la ciencia sin tomar conciencia de que en ese eureka de posibles probados, deja una víctima que sin embargo no ha sido vencida, que se nutre de sus máximas, mientras reza a dios en busca de milagros, que atraviesa los confines de la razón para volver al animal que la alimenta, otra vez la fiera, ella sabe bien cual es su sitio, reside en el ser humano amenazado, en su miedo a no sobrevivir.

A.M.G



3 comentarios:

  1. Realmente, es el Miedo el que nos convierte en Fieras, nos hace aflorar en nosotros lo peores atrocidades que podemos cometer.

    ResponderEliminar
  2. Sí, llevas toda la razón. Hace tiempo, cuando estudié la poesía a que dio lugar el Holocausto, tuve que afrontar una pregunta que no tenía fácil respuesta: ¿Como es posible que la civilización más perfecta y avanzada de la tierra diera lugar a un delirio tan devastador y tan irracional? Y llegué a la conclusión de que, independientemente de la sociedad en la que uno vive, y a pesar del poder transformación de la Historia, el hombre sigue teniendo un "animal oscuro" dentro, que se nutre del miedo a no sobrevivir y que antes o después nos puede llevar a la barbarie y al totalitarismo...

    ResponderEliminar
  3. Si entiendo bien, Anabel, no ves a la fiera maniqueamente, como la religión, sino el impulso, el deseo, la necesidad que en esencia somos. A mí me obsesiona lo que llamo el diario asesinato del deseo, que empieza con el que se comete en los niños y niñas.
    Al final, parece, es que infinitamente solos bajo el cielo...
    De paso hay algo que quisiera puntualizar, de lo que dice Cartas en la Noche. El nazismo avanzó sólo luego de destruir esa espléndida luz de la Alemania de 1920. Tal vez brillaba demasiado para la época (también socialmente; ningún país estuvo tan cerca de una auténtica nueva sociedad, como ése)

    ResponderEliminar


ÚLTIMOS COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...